Innovaciòn y diseño

La continua innovación en el producto es el corazón de nuestra filosofía y encuentra su origen conceptual en el diseño. Esta visión asegura que un producto de GAMMA & BROSS S.p.A. nunca sea introducido en el mercado a menos que no contenga un alto nivel de diseño. El diseño es el criterio que rige todas y cada una de las decisiones operativas y estratégicas, no obstante tomando siempre en consideración la función del mueble. En este sentido el diseño nunca es un fin en sí mismo en cuanto tiene que estar siempre al servicio del uso para el cual el producto es concebido. Este aspecto nos conduce al segundo fundamento de nuestra filosofía.

Satisfacciòn del cliente

Estamos orgullosos de poder definirnos cómo una compañía orientada al mercado. La satisfacción del cliente es el factor que nos ha permitido conseguir el éxito y crecer continuamente. Somos plenamente conscientes de que satisfacer al cliente no se reduce a la producción de los modelos que éste aprecia o solicita, sino que se trata sobre todo de satisfacer plenamente cada una de las necesidades a lo largo de toda la cadena de creación, del servicio ofrecido a nuestros colaboradores más cercanos, a nuestros distribuidores y agentes, a la satisfacción de los propietarios de los salones y a la de su propia clientela. El estar orientados al mercado para nosotros no significa tan sólo seguir las tendencias y la moda del momento si no estar además constantemente receptivos a aquello que el cliente final necesita y requiere cuando entra en el salón, sobre todo en términos de micro ambiente donde pretende satisfacer fundamentalmente unas necesidades más psicológicas que materiales. Por este motivo nos esforzamos constantemente para detectar los gustos y los deseos expresados por el mercado intentado siempre anticiparnos al cambio.

Atenciòn al cambio

Naturalmente, trabajando en el amplio sector de la moda y del diseño, estamos particularmente atentos a las nuevas tendencias, pero no para seguirlas de un modo estricto sino pretendiendo la reinterpretación de aquello que el mercado desea, así podemos proponer un producto único, exclusivo, y establecemos un estilo que se distingue de los demás y que a menudo se imita más o menos manifiestamente. La oferta de varias colecciones responde a la necesidad de ofrecer líneas de productos con las características que cada segmento específico del mercado, con sus propios deseos y motivaciones, requiere.

Concepto de salòn

La tendencia actual es el “salón del bienestar”, un oasis de relax dónde el cliente puede encontrar toda una serie de tratamientos para el cuerpo. En este contexto, lo que distingue nuestro trabajo del de los que más o menos directamente proponen una concepto similar es el haber comprendido la profunda importancia de la dimensión espiritual del bienestar, en cuanto creemos que el componente psicológico del mismo es más relevante que el físico. Muchos hablan del bienestar y de los salones multifuncionales pero nadie realmente ha cuidado con detenimiento el aspecto psicológico. Cada vez más se hace evidente la importancia del ambiente como variable fundamental para influir en la percepción de las sensaciones físicas. Pero parece claro que incluso los más modernos tratamientos no pueden garantizar resultados apreciables si el cliente no está mentalmente predispuesto. Siempre que un cliente entra en un salón del bienestar debe hallarse inmediatamente inmerso en una atmósfera de distensión y percibir una sensación de tranquilidad que le predisponga a recibir el mejor cuidado. De aquí la importancia de las formas suaves y lineales, de los colores no agresivos, de los sonidos que ayudan a la meditación, de los materiales naturales, de los perfumes vegetales, de los espacios, todo armoniosamente concebido para recrear un ambiente dónde realmente la materia pueda fundirse con el espíritu.

Minimal zen

El salón Minimal Zen encarna a la perfección el concepto de salón del bienestar: el ambiente transmite tranquilidad, relax, deseos de meditar y contemplar. La sabia combinación de materiales naturales, el uso monocromático del color, la simplicidad de los estilos y de las formas dan vida a un oasis de paz ideado para crear voluntariamente una atmósfera casi monástica, un rincón de filosofía Zen. La percepción del vacío es en realidad la esencia de la plenitud porque, en un mundo dónde reina la confusión, el frenesí, la agitación por cosas vanas y transitorias, la esencialidad se convierte en señal de profundidad, de anhelo de espiritualidad. Todo esto no conlleva que debamos olvidarnos de las comodidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías de Occidente, al contrario, éstos son útiles para mejorar la percepción del bienestar, especialmente mediante la selección de tratamientos específicos para la salud y la belleza del cuerpo. En el salón Zen el estilo oriental se funde con un toque de modernidad propia de Occidente, sin embargo se encuentra cuidadosamente integrado a fin de mantener intacta la atmósfera de severo rigor y el refinamiento necesarios para preservar su identidad estilística.

Spa Logic
MG Bross
Gamma Store
Gamma State of the Art